La historia viva del Crucero General Belgrano en Villa Gesell

Daniel Arbizu es médico pediatra y participó en la Guerra de Malvinas desde el buque-hospital donde, entre otras cosas, se realizó el rescate del emblemático barco. Su recuerdo ante otro aniversario del fin del conflicto bélico.

noticias@gesell.com.ar | Muchos lo conocen por su servicio en pediatría. Para niños y padres, es el Doctor Daniel. Pero detrás del aprecio personal y de su currículum profesional, Arbizu guarda una historia marcada por la guerra, tal como le sucede a todos los ex combatientes de Malvinas.

Nacido en Bahía Blanca, transcurrió su infancia en Hilario Ascasubi. En 1982 fue convocado para el conflicto y estivo en el Bahía Paraíso, un busque-hospital que realizó distintas operaciones en el Atlántico Sur. Entre ellas, por ejemplo, el operativo de combate de la toma de las Islas Georgias, y también el salvataje de quienes tripulaban el Crucero Belgrano cuando este fue hundido por las tropas británicas fuera del área de exclusión militar aquel 2 de mayo de 1982.

“En la guerra mataban gente y nosotros, justamente, hacíamos lo opuesto”, recordó Arbizu acerca de su experiencia y la de sus compañeros en aquel buque-hospital. Tal fue el impacto de lo vivido que, de regreso en el continente, cambió su idea original de estudiar Arqueología y comenzó a cursar Medicina en La Plata, donde finalmente se terminó recibiendo.

“Después de haber vivido la Guerra de Malvinas caí profundamente al vacío, y desde allí, aún confundido, comencé a buscar con desesperación la salida. Gracias a Dios, luego de muchos años, me reencontré conmigo mismo. La vida es indiscutiblemente un fenómeno de creación basado en el optimismo y en la diversidad. Son muchos los hechos de nuestra vida que comprendemos y tantos otros los que no comprendemos.

Mi verdadera identidad es el producto de un esfuerzo personal inmenso para salir adelante y no sucumbir”, explicó Daniel, de manera sentida y emotiva, en “Mi verdadera identidad”, un libro que editó hace pocos años.

También es uno de los protagonistas más activos del Centro de Combatientes de Villa Gesell. Y en uno de los actos conmemorativos, dijo: “Malvinas es una responsabilidad de los veteranos, un sentimiento que tenemos grabado a fuego y que queremos transmitir, para que ustedes sientan lo mismo y al ver una isla se se conmuevan como nosotros. Tenemos que chocarnos con Malvinas, impactarnos con ellas y recordar con la imagen, porque el recuerdo de Malvinas es una responsabilidad de los veteranos”.