Uncipar homenajea a la primera película de Fernando Spiner

Este viernes comienza en Pinamar una nueva edición del festival de cortos más importante del país, que cumple 40 años, y los conmemorará exhibiendo obras proyectadas de directores luego consagrados. Uno de los 17 filmes de esta antología es “Testigos en cadena”, opera prima del cineasta geselino, quien además tiene una extensa trayectoria en relatos de breve duración.

Por Juan Ignacio Provéndola | “Testigos en cadena”, la ópera prima de Fernando Spiner, será homenajeada en la próxima edición del festival más importante del país en ese formato.

El evento de Uncipar cumple 40 años y los repasará exhibiendo una antología de 17 cortos proyectados a lo largo de su historia sobre realizadores que luego se consagraron.

“Testigos en cadena” es el primero de los seis cortos que realizó el cineasta geselino, entre los cuales se incluyen el ya mítico “Balada para un Kaiser Carabela” con Luis Alberto Spinetta como protagonista.

El debut de Spiner fue una apuesta audaz: la película, estrenada en 1982 aún bajo dictadura, metaforiza en diez minutos la violencia del terrorismo de Estado de una manera muy evidente y valiente.

El relato gira alrededor de un reportero gráfico que, por casualidad, registra un homicidio cometido frente a su departamento. Pero luego la trama se entrevera en otros testigos en cadena y la película gana en intensidad y astucia.

El dramatismo, además, se subraya permanentemente con un frenético piano incidental. La música entera fue compuesta y ejecutada por un entonces jovencito y desconocido Alejandro Lerner, quien iba a alcanzar mayor notoriedad un año después, en 1983, con su exitoso disco “Todo a pulmón”.

El festival Uncipar se realiza desde 2016 en Pinamar, aunque en cierto punto, y aún sin proponérselo, con la proyección de “Testigos en cadena” termina rindiendo indirecto tributo a la ciudad que lo alojó desde 1979. El cineasta geselino perteneció a la primera camada de realizadores jóvenes que aprovechaban la pantalla del Uncipar para mostrar sus trabajos por primera en público. La re exhibición de su primer corto es también un modo de reivindicar los modos de aquellos pioneros.

En otro sentido, también permite conocer o redescubrir el debut en el mundo del cine de un realizador que luego alcanzaría amplios reconocimientos con largometrajes como “Aballay, el hombre sin miedo”, o la puesta en la Televisión Pública de “Los siete locos” y “Los lanzallamas”, libros de Roberto Arlt.

Para el cineasta geselino esta semana que culmina será sin dudas inolvidable, ya que en simultáneo hoy jueves a las 19 horas será homenajeado “La sonámbula”, su primer largometraje, con una proyección que se realizará en la Casa del Bicentenario de Buenos Aires (Riobamba 985).

MIRÁ “TESTIGOS EN CADENA”