AGUAVIVAS GESELINAS


Aguavivas Geselinas XVIII: El llavero

Otra entrega de esta sección literario de PULSO GESELINO. En este caso, un relato a medio camino entre la realidad y la ficción, en la cual Villa Gesell aparece como puerta de salida para descomprimir una situación tensa en la tribuna de un estadio de fútbol de Buenos Aires.


Aguavivas Geselinas XVII: Silencio en Sierra Chica

Otra entrega de la sección de PULSO GESELINO que reúne relatos de ficción de distintas plumas locales. Hoy: Julie Álvarez.


Aguavivas Geselinas VXI: Ensoñación

Vuelve la sección literaria de Pulso Geselino con esta nueva entrega, la número 15, a mano de otra pluma local. El relato está atravesado por un dilema central: vivir una película como real es tan complejo como llevar la música al bronce.


Aguavivas Geselinas VX: De cuando el futsal era papi fútbol

Una experiencia personal, breve, épica y desalentadora sobre ese formato abreviado del fútbol que cualquier varón argentino jugó entre amigos, y que hoy nos convirtió en campeones mundiales.


Extraterrestres en Villa Gesell: Meteorito que avisa, no traiciona

¿Qué vale más?: ¿Lo que dice la ciencia a 10 mil kilometros de distancia o lo que acabó de ver un vecino en la casa de al lado? No son pocos los que acreditan este fenómeno y lo cuentan en la mesa de un bar. Otros, en cambio, descreen de esto y prefieren sentarse cerca de la ventana. “Van a venir cuando no los miremos, así que hay que estar atento”, dicen.


Aguavivas Geselinas XIV: El piromaníaco

Una nueva entrega de la sección literaria de Pulso Geselino. Cuenta la historia que un temible pirómano acechaba a los barrios del pueblo. Nadie pudo controlar su poder de fuego. Sólo el viento. Cualquier parecido con la realidad es sólo eso: una aproximación incierta sobre la complejidad humana.


Aguavivas Geselinas XIII: Sobre la historia esencial del espacio

Las Aguavivas Geselinas llegan a su edición número 13. Cifra que, en este caso, nada tiene que ver con la mala suerte, sino con este gran relato titulado “Sobre la historia esencial del espacio construido por el hombre”.


Aguavivas Geselinas XII: Mediomundo

Alguien, en la playa, desea ser mediomundo, para que los pescadores lo sumerjan bajo el agua, le cuiden los tejidos y lo mimen. Aunque sepa bien ser eso implique no ser toda la otra mitad vacía del universo.


Aguavivas Geselinas XI: Tordos

Hay recuerdos que se niegan o que no se recuerdan. En todos esos casos, debe agradecerse esa ignorancia. Algunas respuestas, sin embargo, yacen en las napas que secan los limoneros y dejan a los tordos aturdidos, sin morada.


Aguavivas Geselinas X: Acerca de los extraterrestes en Villa Gesell

¿Qué vale más?: ¿Lo que dice la ciencia a 10 mil kilometros de distancia o lo que acabó de ver un vecino en la casa de al lado? No son pocos los que acreditan este fenómeno y lo cuentan en la mesa de un bar. Otros, en cambio, descreen de esto y prefieren sentarse cerca de la ventana. “Van a venir cuando no los miremos, así que hay que estar atento”, dicen.


Aguavivas Geselinas IX: El Viejo

“Así es este mar: a veces nos lleva, a veces nos trae”, dice el protagonista de este cuento de Mariano Arribillaga. El Viejo, como el pasado, no quiere irse. Está vivo y presente, al otro lado de las olas.